Amado Clínica Pediátrica

¿Verdad o mito?: “Cuantos más lavados de nariz le hagas, mejor”

Los lavados de fosas nasales con suero salino fisiológico son útiles en niños de menos de 6-12 meses.

¿Por qué? Porque cuanto más pequeño es el niño, más dependiente es de la nariz para poder respirar. Además a estas edades están lactando gran parte del tiempo, por lo que necesitan tener la nariz despejada para poder comer y respirar al mismo tiempo.

Cuando tienen mucha congestión nasal, despejarles la nariz antes de comer y antes de dormir les ayuda mucho. Ellos no puede sonarse ni expulsar los mocos por sí mismos.

¿Esto es aplicable a niños mayores? Pues no, en niños mayores tiene menos sentido, ya que estos ya son capaces de respirar por la boca, y ya no lactan. Se les pueden hacer lavados nasales si están muy congestionados y no son capaces de sonarse adecuadamente, pero no de manera indiscriminada.

Existe una tendencia (fomentada por muchos pediatras) de recomendar los lavados nasales como la solución a todos las infecciones respiratorias en niños. Lavarle con suero la nariz a un niño es lo mismo que sonarnos nosotros. Te suenas para estar un poco más cómodo, pero al momento vuelves a tener los mismos mocos.

Tampoco vamos a prevenir una bronquitis o cualquier otro proceso infeccioso de vías respiratorias bajas por lavarle la nariz con suero más veces. Lo único que hacemos con los lavados es retirar mecánicamente los mocos de la nariz, nada más.

¿Quieres compartir este artículo?

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Amado Clínica Pediátrica, Doctoralia, Gsatic

Publicidad

Amado Clínica Pediátrica, Doctoralia, Google Analytics, Google Optimize, Twitter, Facebook, Gsatic

Analíticas

Amado Clínica Pediátrica, Google Analytics, Twitter, Facebook